Los trabajos se centran en confirmar la extensión de la muralla que apareció en 2019

Miguel Busto es uno de los cuatro arqueólogos que piedra a piedra excava en busca de los restos del castro de Alava, en Salas.

Trabajan en dos catas buscando la continuación de la muralla que apareció en 2019.

Unas excavaciones donde también se están hallando restos de oro, plata y cobre del taller de la segunda edad del hierro que hubo en este castro.

Trabajos financiados por la fundación Valdés Salas y la empresa minera Orovalle, que se llevarán a cabo durante las próximas dos semanas.

Ver vídeo